Guayaquil es tierra que entraña folclor, música, arte, gente maravillosa y una cultura basta de todos los tiempos.

La Orquesta Sinfónica de Guayaquil ha sensibilizado la mente de los ecuatorianos con la música de cámara durante 70 años.

El miércoles 24 de julio visitó la institución un ensamble de música académica denominado “Escarlata concerti”.

El jefe es el maestro Luigi Castillo, con su violín barroco; quien junto a Leonard Legrave, trombonista de vara; Tatiana Makenko, en el arpa; y, Eliza Villavicencio, vocalista y tecladista; embelesaron con música del Siglo XVII a los presentes en el coliseo de la unidad educativa: autoridades, docentes, personal de apoyo y estudiantes.