El amor de Dios
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo(A), que dio a su Hijo unigénito[a](B), para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna(C). 17 Porque Dios no envió(D) a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él(E). 18 El que cree en Él no es condenado[b](F); pero el que no cree, ya ha sido condenado[c], porque no ha creído en el nombre del unigénito[d] Hijo de Dios(G).