Eucaristía mes de Nuestros Fundadores

La respuesta del Buen Padre y la Buena Madre debe ser nuestra respuesta. El Buen Padre y la Buena Madre estuvieron intensamente “dedicados” a los Sagrados Corazones. Para ellos la devoción significa entregarse completamente a Dios y a su plan de salvación del mundo. Esto les llevó a estar preocupados por el mundo en el que vivían, con especial atención al sufrimiento y a la injusticia. Esto debería llevarnos a nosotros a lo mismo: “Conscientes del poder del mal que se opone al Amor del Padre…” (Constituciones Art. 4). Estar “dedicado a los Sagrados Corazones” es ser una comunidad en misión, yendo “a todo el mundo” para llevar el amor redentor de Dios. Significa ser adoradores en espíritu y en verdad, haciendo nuestras “las actitudes y sentimientos de Jesús ante el Padre y ante el mundo” (Constituciones Art. 5). (Tomado del Libro Itenerario)

“Nuestra consagración nos llama a vivir el dinamismo del amor salvador y nos llena de celo por nuestra misión” (Constituciones Art. 2). por lo cual celebrar esta Eucaristía por la Beatificación de nuestra Fundadora de manera especial nos hace ir al encuentro de otra cultura como la es la Misa Afroecuatoriana, que puso de realce el sentido misionero y de celo apostólico de los fundadores.

También de agradecimiento que gracias a ellos nos pudimos conocer y volvernos una familia.


Adoración Eucarística desde la Mirada de la Buena Madre realizado el jueves 9 de noviembre, en honor a nuestros Fundadores y con la participación artística de la agrupación "Nigeria".


 
Joomla template by ByJoomla.com